martes, 21 de febrero de 2017

Ten Below Zero - Whitney Barbetti.

Genero: New Adult, Romance, Contemporáneo.
Nombre original: Ten Below Zero.
Autora: Whitney Barbetti.


   Una historia sobre dos personas rotas que se encuentras una a la otra y no necesariamente se agradan. Sus caracteres son afilados, rudos y a veces molestos. Ellos están rotos, refugiados y vulnerables.

   Mi nombre es Parker. Mi cuerpo está marcado con cicatrices de un ataque que no recuerdo. No quiero recordar. Escogí vivir mi vida mediante la observación, no a través de la experiencia. Mientras las personas están riéndose, besándose y conectando, yo estoy en la esquina viéndolos vivir. Soy indiferente a todo, a todos, la única emoción que siento con cualquier tipo de profundidad es molestia, y la siento muy seguido.

   Un mensaje de texto al número equivocado demuestra ser mi perdición.

   Su nombre es Everett, pero puedo llamarlo rudo. Él es molesto, arrogante, el invade mi espacio personal y lo peor de todo: el me hace sentir.

   El escoge vestir todo de negro, todo el tiempo, como si estuviera esperando para asistir a un funeral.
IMPORTANTE: No lean la sinopsis del PDF o de cualquier otro lugar, porque da demasiada información, y es mejor leerlo sin esperarte nada de lo que sucederá. Lo digo por su bien, hubiera querido que alguien me avisara de ello.

   No sé como realmente hacer la reseña de este libro. Tengo sentimientos y emociones sueltas saltando y corriendo y como que no sé si podré explicar lo mucho, mucho que amé este libro. Pero lo intentaré.

   Todo comienza con Parker. Es un personaje singular, no es parecida a nada a lo que haya leído anteriormente. Es desapasionada, no siente. Y lo digo en serio. La única emoción que puede llegar a sentir a parte de una profunda indiferencia, es molestia. Eso me gustó mucho. Ella está acostumbrada a observar a las personas, sentarse en un rincón y solo ver como las personas viven su vida, mientras que la suya ha cambiado desde el momento que las cicatrices de su cuerpo aparecieron hace tres años. No sale de su habitación, a no ser que sea para ir a trabajar como mesera o ir a estudiar. Desde esa terrible noche que no recuerda, evita las situaciones incomodas y las peligrosas, pero cuando le llega un mensaje equivocado, convocándola de un encuentro en un bar, ella va. O sea... what? Eso no tuvo mucho sentido para mi, pero creo que el estar aburrida un fin de semana hace que hagas cosas un poco estúpidas. 




   Conocer a Everett creo que le cambiaría la vida a cualquier mujer, y eso incluye a nuestra pequeña protagonista. Ella está acostumbrada a dañar con sus palabras, ya que a ella realmente no le importa nada ni nadie, pero Everett no es una persona del todo normal. Logra que un deseo desconcertante se establezca en su cuerpo y emociones afloren de alguna parte de su corazón. Es bastante divertido leer a ella discutiendo sobre lo que siente, porque realmente no lo entiende. Su vida antes del ataque no era un prado de ensueños, así que mientras más tiempo pasa junto a Everett, más confusa esta sobre las cosas que siente. No me refiero al amor, sino a dolor o lastima o tristeza. Digamos que Parker pasa por una montaña rusa de sentimientos y emociones desde que conoce al chico que viste ropa negra y tiene una lengua afilada como ella.




   Solo se ven un par de veces realmente antes de que Everett le diga la cruel verdad: ella no está viviendo. Así que decide ayudarla, llevándola con él a un viaje por carretera que él tiene programado. 

   Las cosas entre ellos son intensas. Everett no miente, dice todo lo que pasa por su cabeza, mientras que a Parker, le cuesta pensar con claridad cerca de él. Acostumbrada a tener espacio personal —tanto emocional como físico—, las cosas con Everett le ponen las cosas un poco difíciles. Lo que comienza como sexo ocasional mientras recorren el país, de a poco, página a página, su relación va cambiando; Parker también lo va haciendo. 




   Esto es algo que me gustó mucho: la escritora no la hizo un osito cariñosito de un capítulo a otro, sino que el cambio es lento y casi tortuoso, una evolución que pensarías que estuviste leyendo el libro por mucho, mucho tiempo. Las páginas pasan sin que te des cuenta, lo que lo hace una tortura, porque no quieres que termine jamás. La narración es simple pero no deteriorada, te atrapa, te mete dentro de la cabeza de la protagonista hasta el punto de sentir lo que ella siente. Tan de jodidamente bueno es como suena. Al principio, en las primeras 35 páginas tal vez, va bien, pero no es adictivo. Pero cuando pasas esas páginas... Ufff, prepárate, porque no te irás a dormir hasta que lo termines.

   Lo diré desde ya. No es un libro de colores, es un poco crudo y desde el principio te das cuenta que si sigues leyendo, tu corazón va a terminar en la basura. Es como correr hacia una pared, no pudiendo detenerte y luego, te estrellas contra esta hasta quedar desecha. Es un accidente inevitable, pero sientes que debes hacerlo; puro masoquismo.

   En conclusión, es un libro que trata de vivir, de sentir a pesar de que te estés doblando de dolor. Hay amor, pasión, partes donde se te para el corazón y donde corre velozmente. Es una historia con personajes singulares, opuestos en algunas formas pero se complementan en otras. Solo diré que es maravilloso y agradezco haber tenido el placer de leerlo.

¿Qué les pareció la reseña? Si lo han leído, son bienvenidos a dejar su comentario, me gustaría saber lo que piensan sobre el libro :)

Besos,


No hay comentarios.:

Publicar un comentario